12 abr. 2010

Cáceres : Un 65% de los inmigrantes pretenden volver a su país

Cáceres ,12/04/2010 J. L. B. El Periódico Extremadura
El estudio se centra en tres zonas: Talayuela, Cáceres y la comarca de Hurdes.Analiza cómo incide en la integración de los inmigrantes el aprendizaje del idioma.
Foto : mujeres conversan en el mercadillo de Talayuela.
La lengua española en la integración de los inmigrantes adultos de tres zonas de Extremadura. Este es el título del artículo de investigación publicado en la revista Almenara por Beatriz Moriano, un trabajo que se centra en tres zonas: Talayuela, Cáceres capital y Pinofranqueado, en la comarca de Las Hurdes. Uno de los resultados es que el porcentaje de encuestados que afirma "su gusto por la sociedad española" supera el 90%, según se apunta en el trabajo, lo que la autora de la investigación interpreta como un indicador de la buena salud de la inmigración en cada zona.
Pero a continuación también se destaca otro resultado que no corroboraría plenamente el dato anterior como muestra de plena integración, ya que el 64% de los entrevistados en la zona de Talayuela quiere volver a su país de origen, porcentaje que en Cáceres capital es del 65% y en Pinofranqueado llega hasta el 73%. En cuanto a la alfabetización en la lengua española, en Talayuela un 28% no está alfabetizado, en Cáceres es un 23% y en Pinofranqueado es del 47%.
El trabajo también analiza el arraigo de la inmigración en cada una de las zonas, así en Talayuela un 80% de los encuestados siempre ha vivido en esta población desde su llegada a España, mientras que en Cáceres capital es de solo un 23%. Otro número que diferencia ambas zonas es el peso de la inmigración sobre la población total de cada municipio, ya que mientras que en Talayuela son casi el 30% del total de habitantes, en Cáceres capital no llega al 3%. En Pinofranqueado se queda en el 1,5%.
La comunidad marroquí es la más numerosa tanto en Cáceres como en Talayuela. No ocurre lo mismo en Pinofranqueado, donde son los rumanos que trabajan en hostelería y agricultura.

No hay comentarios: