16 mar. 2011

Enterrados en nombre de Alá

Badajoz ,16/03/2011 CRISTINA SANCHEZ , El Periódico Extremadura
EL LIDER DE LOS MUSULMANES EN LA REGION TRASLADA LAS INQUIETUDES DEL COLECTIVO.
La comunidad islámica reclama un cementerio donde dar sepultura a sus familiares ya que ahora deben hacerlo en el camposanto de Griñón (Madrid) o repatriar el cuerpo con un alto coste.

La comunidad islámica reclama de nuevo un cementerio en Extremadura para dar sepultura a sus familiares. La vieja reivindicación de la población musulmana ha salido a relucir en el encuentro que mantuvieron ayer el imán de la mezquita de Badajoz y presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Extremadura, Adel-Najjar, y la delegada del Gobierno, Carmen Pereira, donde se pusieron sobre la mesa las inquietudes y proyectos de este colectivo, que asciende en la región a 17.000 personas de distintas nacionalidades.

Hasta la fecha, los musulmanes que residen en la región se ven obligados a trasladar el cuerpo de sus familiares al camposanto de Griñón, un municipio de la Comunidad de Madrid, a 400 kilómetros de Badajoz. Estos contratiempos son mayores en el caso de aquellos musulmanes que deciden repatriar el cuerpo de sus allegados a su país de origen. Los miembros de estas familias hacen sus aportaciones económicas hasta reunir, por ejemplo, los 4.000 euros que cuesta repatriar el cadáver a Marruecos o los entre 6.000 y 8.000 euros que supone hacerlo a Senegal. Igualmente, "ningún consistorio extremeño ha cedido un terreno" para dar sepultura a los musulmanes que, en virtud de su religión, han de ser enterrados en la tierra, a un metro y medio de profundidad, no en nichos.

La comunidad islámica no propone ningún lugar en concreto para su ubicación y aseguran que se cumplirán las condiciones higiénicas y sanitarias. "Llevamos reclamando este derecho desde hace diez años", ha precisado, aunque ahora se muestran esperanzados porque cuentan con "el compromiso" del presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara.

Asimismo, ha solicitado a la delegada su respaldo para que las administraciones extremeñas colaboren en la integración de estos ciudadanos, facilitándoles el desarrollo de sus vidas en todos los ámbitos. En este sentido, el imán ha denunciado que en algunos municipios del norte de Cáceres sus representantes encuentran "obstáculos" para abrir sedes islámicas. Según él, diversos ayuntamientos han negado la licencia municipal de obras y este colectivo teme que sea debido a las quejas vecinales y la proximidad de las elecciones municipales. Por el contrario, ha señalado a Miajadas del Tiétar como "ejemplo de pluralismo y convivencia entre sus vecinos y los musulmanes". Además, ha destacado proyectos como el Proceso Comunitario desarrollado en la margen derecha de Badajoz o la elaboración de un blog en árabe y castellano.

Otra de sus reivindicaciones pasa por la creación de un Centro Cultural Islámico abierto a todos los extremeños para lograr la integración y el intercambio cultural. Este, ha explicado, se concebirá como un espacio donde la mujer musulmana pueda desarrollar sus actividades y albergará una biblioteca con el patrimonio islámico, un salón de actos o aulas de enseñanza.

No hay comentarios: