1 mar. 2017

La comunidad musulmana extremeña pide un cementerio para enterrar a sus muertos según la tradición islámica

BADAJOZ,01/03/2017,(EUROPA PRESS)


La comunidad musulmana de Extremadura ha pedido que se construya un cementerio en la región para enterrar a sus muertos según la tradición islámica y que, de este modo, no se tengan que ir a otras comunidades o repatriar los cadáveres a sus países de origen para sepultar a los fallecidos.

Así lo ha explicado el imán de la Mezquita de Badajoz y presidente de la Unión de Comunidades Islámicas de Extremadura, Adel Najjar, quien ha apuntado que ellos no reivindican "nada" sino que lo que quieren es "normalizar" su vida en la región, donde viven 20.000 musulmanes y "la convivencia está avanzando muy bien".

"Nos llevamos muy bien con nuestros vecinos, pero el problema es que cuando fallezca una persona musulmana tenemos problemas, en toda Extremadura no hay ningún cementerio musulmán y eso es lo que estamos pidiendo, estamos pidiendo normalizar nuestra vida", ha insistido Najjar.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el imán ha detallado que éste es un "camino" que llevan recorriendo "durante 17 años" porque la primera vez que hicieron esta petición fue en el año 2000. Ha señalado que han mantenido reuniones con el Ayuntamiento de Badajoz, la Junta de Extremadura y también con alcaldes de otros municipios extremeños pero "lamentablemente hasta el momento no" han encontrado "una solución al tema", ha dicho.

Najjar ha destacado también que ellos tienen "la Ley en la mano" porque la Comisión Islámica de España firmó un acuerdo con el Estado Español en 1992 en el cual, según ha manifestado, "se garantiza el derecho de los musulmanes a que tengan su propio cementerio o una parcela dentro del cementerio municipal".

"No exigimos nada, estamos dispuestos a escuchar, a dialogar", ha asegurado Adel Najjar, toda vez que ha explicado que un cementerio musulmán supondría hacer los enterramientos según el rito islámico, que es "en la tierra, que el cadáver esté en contacto con la tierra".

Najjar ha resaltado que esto "se dialoga" porque "lo más importante" es que tengan ese cementerio, ya que ellos "tampoco" quieren ir "contra las reglas españolas". "Queremos tener un cementerio igual que Andalucía o Cataluña y muchas comunidades autónomas que ya lo tienen", ha ensalzado al tiempo que ha recordado que en España hay 27 cementerios musulmanes.

Por último, Najjar ha agradecido a sus vecinos por "tomar la iniciativa y apoyar" esta petición y ha subrayado que "juntos hemos sembrado la semilla de la convivencia" que "hoy está dando muchos frutos y muy buenos".

COMISIÓN COMUNITARIA "APOYA" LA PETICIÓN

Por su parte, la secretaria de la Comisión Comunitaria de Salud de la Zona de Salud El Progreso de Badajoz, Gloria González, ha apuntado que desde esta organización "apoyan" las reivindicaciones de la comunidad islámica porque les parece "muy fuerte, muy duro y muy injusto que alguien viva angustiado" por no poder dar sepultura a sus familiares "de la manera en la que se lo dicta su fe y su religión".

Así, ha explicado que en la última reunión de esta comisión se propuso apoyar esta petición de la comunidad musulmana "de tener un cementerio o una parcela en el cementerio municipal para poder enterrar a sus muertos".

González ha explicado que esta comisión comunitaria es un "órgano de participación en salud" que está formado por el Centro de Salud El Progreso, "todos" los centros educativos de los barrios de cobertura de este centro sanitario, las parroquias, la mezquita, y "todos los colectivos y recursos técnicos" de la zona.

"Aquí convivimos bien, en la comisión hay uno o dos sacerdotes, a veces tres, y el imam y podemos hablar juntos de otras cosas y entendíamos que no era de justicia que ellos llevasen tantos años pidiendo algo tan lógico, tan normal y que no debe tener alguna dificultad", ha expresado.

Por ello, Gloria González ha puesto en valor que "no es una reivindicación sólo de la comunidad musulmana". "Pedimos que se dialogue con ellos, se busque una solución; no tienen por qué llevar a sus muertos fuera cuando ellos van a seguir viviendo aquí", ha concluido.