23 jun. 2010

El velo me hace sentir protegida y respetada

Badajoz 23.06.10 -ROCÍO SÁNCHEZ RODRÍGUEZ - Hoy Digital
* Loudna Musulmana procedente de Marruecos que reside en Badajoz
* Tiene 30 años y una fe absoluta; usa el 'hiyab' porque así se siente protegida y respetada por los hombres, «el pelo es llamativo»
* «A lo mejor ahora no me ofrecen un empleo por llevar el pañuelo puesto»
Foto : Loudna posa en la puerta de su casa, en Las Ochocientas. :: C.MORENO
Su mirada es sincera y convence. Parece feliz. Va cuidadosamente maquillada, pero se tapa el pelo con un pañuelo negro y los hombros con una rebeca del mismo color porque quiere dejar claro que ella es musulmana. Sólo en su casa (y una vez que el fotógrafo se ha ido) se permite a sí misma descubrirse. Loudna tiene 30 años y una fe absoluta en su religión, el Islam. Procede del este de Marruecos, «el país musulmán más abierto», de una ciudad que está a 150 kilómetros de Melilla. Llegó a Badajoz hace una década y desde entonces vive en Las Ochocientas (El Progreso), en la avenida del Sol. «Éste es el barrio con el alquiler más barato», asegura. «Aquí siempre me han tratado muy bien», apunta. Loudna dejó a la mitad la carrera de Filología Inglesa para venir a España con su padre; aún así, además de español, habla inglés y francés. Ahora que se ha quedado en paro -después de trabajar como barrendera para el Ayuntamiento- dice que quiere retomar los estudios. Es madre de dos pequeñas de 6 y 3 años.
.-¿Qué significado tiene el 'hiyab' (pañuelo que tapa el pelo)?
-El pañuelo es una obligación de fe. Siento que así ya he cumplido. Aunque ya rezaba todos los días y hacía Ramadán, notaba que me faltaba algo, y era el pañuelo.
-¿Qué siente al llevarlo puesto?
- Te protege, es algo íntimo porque así sólo enseño a mi marido.
-¿Sería una falta de respeto hacia él no usar el 'hiyab'?
-Para mi sí, pero la verdad es que mi marido no tiene nada que ver, él nunca se ha metido en este asunto. Ha sido una decisión mía y ya lo llevaré hasta que me muera. Estoy bien conmigo misma. Además, después en mi casa me puedo poner lo que yo quiera, puedo ser tan sexy como cualquiera. Y voy a la peluquería y me pongo mechas porque me gusta verme guapa. Pero sólo para mi marido.
-¿Sólo la puede ver sin velo su marido y las demás mujeres?
-Y mi padres y mis hermanos. Delante de mis primos tampoco puedo estar descubierta. No se puede delante de aquellos con los que se permite que yo me case.
-La clave está en que no se puede ver el cabello.
-Exactamente. El pelo es llamativo e incita a que el hombre te pueda mirar. Por eso digo que el 'hiyab' te protege. Si por ejemplo pasa una mujer con el pañuelo puesto, el hombre agacha la cabeza y no le dice nada. Si pasa otra vestida más llamativa y con el pelo suelto y todo, a lo mejor se va detrás de ella y al final... Aunque son sólo algunos casos. Por eso el Islam ha protegido a la mujer, para que no tenga esos problemas. Y es una decisión mía, mi marido no se mete en este asunto; yo uso el 'hiyab' desde hace sólo cinco meses.
-¿Por qué tomó esa decisión?
-Porque pensé que ya era el momento. Un día me levanté y estuve dándole vueltas, que si me lo llevo, que si no... Y al final opté porque sí porque como dice nuestra religión, yo quería la otra vida. Pero dudé porque, sinceramente, está la cosa muy mal (por el trabajo), y a lo mejor no me ofrecen un empleo por llevar puesto el pañuelo.
-¿Le costará ahora más encontrar un trabajo?
-No lo sé (dice con prudencia).
-¿Qué opina acerca de que algunos ayuntamientos catalanes quieran prohibir el velo islámico en los espacios públicos alegando que es necesaria la identificación?
-No lo sé, es muy complicado. Hay que hacer una diferencia entre el 'hiyab', que sólo cubre el pelo; y la burka y el niqab. La (para ella es femenina) burka (tapa todo, sólo hay una rejilla para los ojos) es más propia de Afganistán y Arabia Saudí, en Marruecos no se suele usar. El niqab (sólo permite que se vean los ojos) tampoco es muy frecuente en mi país. Si se da el caso, por ejemplo, de que una madre va a buscar a su hijo al colegio, veo bien que se identifique.
-¿Pero está de acuerdo?
-No lo sé, es muy complicado. Habría que hablar con esas mujeres y preguntarles que por qué llevan la burka. No sé mucho de la burka. Lo normal en nuestra religión es el 'hiyab'.
-¿Qué sentiría si su hija, cuando sea mayor, aparece un día con burka?
-(Se queda callada un momento). Si ella está a gusto... Prefiero no pensarlo. Yo nunca la obligaré a nada igual que mi padre y mi marido nunca me obligaron a mí.
-¿A qué edad se suele empezar a llevar el velo?
-A partir de los siete años se les enseña a rezar. Y después, a partir de que tienen la regla, ya pueden.
-Hablemos de la polémica de hace un par de meses en aquel instituto madrileño por la alumna de 16 años que llevaba el 'hiyab'.
-En ningún momento se la trató como española, sólo como musulmana. Llevar el pañuelo no significa que se haya salido de las normas. Pero, ¿por qué un colegio lo permite y otro no? Qué sentido tiene que le nieguen seguir estudiando... (el imán de la mezquita apunta que el verdadero problema no es llevar el velo, sino la aceptación de la pluralidad).
-¿No cambiaría nada de su religión?
-No. Es la misma que la de mis padres, la de mis abuelos... Si se cambia una cosa, ya cambia todo.
-¿Ve bien que los hombres puedan tener varias mujeres?
-Mi marido es sólo para mí (eso lo tiene muy claro). Además, antes eso tenía sentido porque había más mujeres que hombres, pero ahora como la situación está peor no pueden mantenerlas...

No hay comentarios: