5 abr. 2011

Calvo Buezas dice que el diálogo entre culturas es el desafío del siglo XXI


BADAJOZ.05.04.11 - M. BARRADO TIMÓN Hoy.es

Opina que la Alianza de Civilizaciones debe comenzar por la base, por los ayuntamientos y la escuela
El antropólogo y profesor emérito, Tomás Calvo Buezas ofrecerá hoy una conferencia en Badajoz sobre un tema cada vez más controvertido en el mundo actual: la relación entre Islam y Cristianismo. «No hay que tener miedo a otras culturas» es el mensaje de este profesor extremeño (Tornavacas, 1936) que piensa que la buena relación entre mundos religiosos y culturalmente distintos no se fragua en las alturas políticas, sino en el diálogo y en la convivencia cotidiana respetuosa.

Calvo Buezas, militante en la eliminación de los estereotipos que favorecen el racismo, ha investigado durante treinta años en las razones de la marginación de los gitanos, y este fin de semana veía recompensado su esfuerzo al concedérsele el premio Cultura Gitana a la Investigación. «El diálogo entre culturas es un desafío que tiene la sociedad mundial en el mundo globalizado donde existen mas de 1.500 millones de personas de religión musulmana, muy distinta, pero en muchas cosas muy similar a la cultura occidental o cristiana», dice el profesor.

Tomás Calvo Buezas considera vital evitar la confrontación entre el mundo árabe y el occidental y avanzar «en un camino de paz». Dice que el diálogo se hace aún más necesario ante acontecimiento positivos experimentados en los últimos tiempos como es el caso de las revoluciones de los países árabes como Túnez, Egipto o Libia.

A su juicio, ellas ponen de manifiesto algo que muchos no creían y es que es posible la demanda de cambios en los países árabes musulmanes hacia sociedades no jerárquicamente dirigidas por la religión. «Se ha visto a los jóvenes proclamando el ansia de libertad con velo y sin velo - dice el profesor- y eso es un grito de esperanza no sólo para los países árabes sino que demuestra que es mentira que no sea posible una renovación en las estructuras tradicionales de los países musulmanes».

Y señala como clave el papel que las mujeres musulmanas vayan a jugar en estas transformaciones. De todas formas, reconoce que una cosa es derrocar a un dictador y otra construir una democracia y lamenta que haya fanatismo en algunas posiciones occidentales frente a estos fenómenos, lo que enrarecen el reconocimiento de nuevas posibilidades. Señala entre esas posturas el gesto del pastor Terry Jones quemando un Corán ante las cámaras de televisión y la respuesta «inadmisible, criminal, exagerada de matar a personas por la quema de un libro, aunque sea sagrado». En cualquier caso, apunta, «no se puede condenar una cultura por el comportamiento fanático, criminal y genocida de unos cuantos». Calvo Buezas opina que la Alianza de Civilizaciones formulada por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero tenía buena voluntad pero su desarrollo era una entelequia. A su juicio, no hay que construir el diálogo desde arriba o sólo desde los cargos políticos, sino desarrollarlo desde abajo, a nivel de comunidades multiculturalmente distintas y en la escuela y ayuntamientos.

«Para ello, la clave son los medios de comunicación social y la escuela, ese es el futuro del diálogo entre el Islam y el Cristianismo», dice. Calvo Buezas estuvo en la tarde de ayer en Navalmoral de la Mata donde intervino en el Centro de Profesores y Recursos en relación a la gestión del multiculturalismo en la escuela.

«En Extremadura empieza a haber muchas culturas aunque sólo tengamos un 3% de población inmigrante y la media de España sea del 16%» -explica. Y recuerda la existencia de «nuestros tradicionalmente diferentes», los gitanos, «con los que aún no hemos aprendido a convivir».

No hay comentarios: