9 ago. 2019

La comunidad musulmana lamenta que no haya habido acuerdo con el ayuntamiento de Badajoz

Badajoz, 31/07/2019 - Periódico Extremadura / Ascensión Martínez Romasanta

El imán conversa con Solana, ayer, en el ayuntamiento tras la reunión con el alcalde. - ANDRÉS RODRÍGUEZ

Fragoso niega a la comunidad islámica un espacio exclusivo en el cementerio

El alcalde ofrece al imán un lugar para sepulturas pero no estará reservado a ninguna confesión. Najjar aduce que la ley ampara su demanda y que hay otro ayuntamiento extremeño que la concede

El imán de Badajoz, Adel Najjar, acudió ayer a la cita con el alcalde, Francisco Javier Fragoso, con antelación y lo hizo esperanzado, con la confianza de sentirse respaldado por la ley, a pesar de que el equipo de gobierno municipal ya había avanzado cuál iba a ser su postura respecto a la reivindicación de hace 20 años de la comunidad musulmana de contar con un espacio en el cementerio municipal. No hubo acuerdo.

Según informó el ayuntamiento a este diario, lo que el alcalde planteó al imán es que los musulmanes puedan enterrar por el rito islámico en un espacio de sepulturas, pero que no estará reservado para ninguna confesión concreta. Es decir, «pueden cumplir con lo esencial de sus ritos pero sin segregación por religiones». Era lo que el alcalde había venido defendiendo: que en el cementerio de Badajoz no hay espacios exclusivos para cada religión.

A la reunión asistieron además la concejala María José Solana y la exconcejala Paloma Morcillo, que fue responsable de Cultura y Cementerios y ahora ejerce de asesora. A la salida, Najjar señaló que el planteamiento que le había ofrecido el alcalde lo había dejado «sin palabras», pues no responde a la demanda de la comunidad musulmana, que es un espacio reservado para sus enterramientos en el suelo, mirando a la Meca, una vez que ha firmado un protocolo con la Consejería de Sanidad de manera que los cuerpos se depositarán en ataúdes donde echarán tierra, salvando así los requisitos sanitarios y religiosos. En Badajoz reclaman lo que tienen en otros 30 municipios de España. Según Najjar, el desacuerdo consiste en que el alcalde pacense ofrece sepulturas islámicas en la tierra, pero en una parcela «compartida», una solución que no existe en ninguna otra ciudad donde se han solicitado cementerios musulmanes.

El imán tiene claro que la ley los ampara y echa mano de la Constitución y de la Ley 26/1992 de 10 de noviembre, por la que se aprobó el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España. En el punto 5 de su artículo 2 recoge: «Se reconoce a las Comunidades Islámicas, pertenecientes a la Comisión Islámica de España, el derecho a la concesión de parcelas reservadas para los enterramientos islámicos en los cementerios municipales, así como el derecho a poseer cementerios islámicos propios». De hecho, Najjar asegura que ya hay contactos en otros ayuntamientos extremeños y existe un acuerdo prácticamente cerrado con un alcalde del PP.

Según el imán, no puede aceptar lo que le ofrece el alcalde de Badajoz porque tendrían que asumir «las consecuencias» de lo que firmen, pues el ayuntamiento solo garantiza la sepultura «individual». Según Najjar, en el espacio en el que se podrían enterrar los musulmanes según su rito, también podría inhumarse cualquier otra persona de otra confesión, pero no es eso lo que ellos están pidiendo. «Queremos un lugar dedicado al enterramiento islámico únicamente, así ha sido siempre en nuestra religión». Tras las conversaciones de ayer, el imán se preguntó quién puede querer enterrarse con los musulmanes si no profesa esta religión. De todo lo ocurrido, dice que no quiere culpar a Vox, el partido con representación municipal que se mostró partidario de denegar un espacio a los enterramientos islámicos. «Yo he tratado con el alcalde de todos los pacenses», aduce.

No hay comentarios: