25 oct. 2011

Corderos extremeños destinados a la fiesta musulmana del sacrificio murieron por asfixia cuando viajaban a Ceuta

Mérida / Ceuta, 25 oct (EFE).-

La necropsia realizada a cinco de los 181 corderos fallecidos cuando eran trasladados desde Algeciras (Cádiz) a Ceuta en un barco, procedentes de Extremadura y Murcia, ha determinado que los animales murieron por asfixia debido a un golpe de calor en el interior del buque.

Los animales, que iban ser sacrificados el próximo día 7 de noviembre con motivo de la "Fiesta del Cordero" de la comunidad islámica, fallecieron por las altas temperaturas en el buque, según ha confirmado la necropsia.

Los borregos muertos presentaban congestionado el corazón y la sangre sin coagular, lo que determina que fallecieron por el intenso calor.

Según los datos recopilados por el Área de Sanidad Animal del Gobierno ceutí, los animales sufrieron un golpe de calor dentro del buque "FES Tánger", falleciendo los que se encontraban en la parte superior de los camiones situados en la bodega del buque.

Según este informe preliminar, el golpe de calor afectó a los animales que estaban en la parte alta de los camiones y el mismo produjo un efecto chimenea debido a la acumulación de una importante bolsa de calor, que alcanzó los 40 grados.

Las inspecciones realizadas también han determinado que algunos animales murieron aplastados por otros.

Las pérdidas económicas por la muerte de los animales han sido cuantiosas ya que los ganaderos afectados estiman que cada borrego podía costar unos 180 euros, por lo que efectuarán las reclamaciones pertinentes.

De los animales fallecidos un total de 110 borregos habían sido adquiridos por la ganadería "Noor y Ramia" mientras que los 71 animales restantes eran propiedad de la ganadería "Juan Carlos Vallejo".

Los corderos que han muerto habían sido importados desde Badajoz y Murcia. EFE

No hay comentarios: